Datos personales

Mi foto
Valencia, Valencia, Spain
Iniciamos una nueva etapa en una de las asociaciones más antiguas de España y la que más en Valencia (fundada en 1949) no exenta de retos y dificultades –por la situación actual que todos conocemos-, pero con ilusión y expectativas de futuro, con ganas de que como ave Fénix, se levante de sus cenizas y con redoblada fuerza se presente como lo que es, la asociación con mayor prestigio e importancia de la poesía valenciana, que ha llegado a nuestros días intacta en cuanto a pretensiones y objetivos: apoyar la cultura literaria en general y la poética en particular, sirviendo de caja de resonancia a todo escritor o escritora que se precie y que intente brillar en nuestras letras. Sirva esto como deseo pero también como propósito realizable, casi independiente de las ayudas que podamos recibir. Animamos así a hacer poesía y poesía de calidad ya que nuestra tierra se ha caracterizado siempre por la floración de artistas y ha llenado los rudos aires de las tierras interiores con un caudal vivificador de proyectos y esperanzas, de ilusiones, que no por repetidas son menos necesarias en nuestra vida individual y colectiva.

viernes, 20 de noviembre de 2020

La voz del rapsoda - Isabel Moyano

La voz del rapsoda Poema: CREDO De León Felipe

El poeta en su voz - Isabel Moyano

Poema: Quiero una casa chiquita Autora: Isabel Moyano

El poeta en su voz - Miguel de Cervantes - Fernando Robles - Noviembre 2020

PREMIADA  Iº PREMIO INTERNACIONAL DULCINEA
Miguel de Cervantes.

OCTONARIOS A DON MIGUEL DE CERVANTES
                   Yo soy Miguel de Cervantes. Soy padre de Dulcinea.
También lo soy del Quijote y de ambos albacea.
Yo construí Barataria. Y a Sancho, gobernador.
También soñé con molinos; fui señor y trovador.
         De Lepanto fui soldado y caballero español.
Yo soy quien escribiría lo que ya nadie escribió.
!Soy amigo de mis versos! Quijote de Dulcinea,
          Soy el amor, soy el sueño y locura lisonjera.
No sé si la razón perdí por los campos de la Mancha
al ser solo un soñador que nunca buscó revancha.
          Yo soy de Lepanto El Manco, soldado de espada y pluma,
y seré siempre manchego hasta que vida consuma
                entre el trigo de esta tierra, tierra de aromas de vino
                que el alma me emborracharon y forjaron mi destino.
Llevo sangre de poeta y aroma de libro viejo,
      de poemas olvidados en un trocito de espejo…
Quiero gritar y gritar con mis palabras al viento
              que esta tierra es tierra mía, lo juro, yo nunca miento.
               Desfacedor soy de entuertos con mi lanza vencedora;
cruzo campos de la Mancha en busca de mi señora.
Tierra llena de contrastes y de sensible hermosura,
donde cantaron juglares a la más pura criatura.
 Con sus molinos de viento donde el trigo se hace harina.
        Donde todo es como un cuento y quedó en nuestra retina.
Sus blancos molinos, blancos, entre bellos girasoles,
donde los hombres son francos y las mujeres son soles.
Tierra de cuentos y amores; de las gentes más sencillas;
de inmortales escritores que sembraron sus semillas.
En la mancha yo quisiera, en un campo de amapolas,
antes de segar el trigo en las tierras españolas,
encontrarme a don quijote y llamarle amigo mío,
             ser sus sueños y locuras y ser su libre albedrío.
Y al bueno de sancho panza en un abrazo hermanarme,
y ganarme su confianza y poder acompañarle.
¡Ay, amigo Don Quijote! ¡Ay, Sancho Panza, amigo!
Sois magos y sois azote de imaginario enemigo.
Por las tierras de Castilla quiero buscar mi fortuna,
como Alonso y como Sancho… bajo la luz de su luna.
Tierra amable, agradecida, de llanuras infinitas,
de nobleza merecida y de mentes eruditas.
  De hombres sabios, hombres fuertes con manos encallecidas;
caballeros, labradores, de esta tierra tan querida.
Así amáis vuestros campos con la pasión encendida,
    luchando codo con codo por la tierra prometida.
De corazones errantes, vuestro orgullo por bandera,
bandera vuestros molinos sin gigantes ni frontera.
Caballeros sin espadas,  sin escudos ni armaduras;
vuestra estrella, la batalla, batalla de desventuras
donde empuñáis las azadas para labrar vuestra tierra
       dando ejemplo de bravura e hidalguía en vuestra guerra.
Soy Cervantes y sus sueños, y si escribir mereciera,
el Quijote escribiría aunque las venas… me abriera.©️Fernando Robles

martes, 14 de julio de 2020

sábado, 27 de junio de 2020

Recital de D. Ana Fernández de Córdoba - Junio 2020

Doña Ana Fernández de Córdoba, nos ofrece un pequeño recital con poemas propios de de poetas de reconocida trayectoria, siempre con el entusiasmo que la caracteriza.